martes, 9 de octubre de 2012


Un estudio analiza las posibilidades de exportación de jamón curado a EE.UU.

ESPAÑA : El informe del ICEX sobre las posibilidades del mercado del jamón curado para los productores españoles, destaca que en EE.UU. se consumen al año unas 17.612 t de jamón curado, con un valor estimado en 118 millones de euros y una tendencia al alza durante los últimos años.
Destaca asimismo la clara relación que el consumidor estadounidense tiene entre el término prosciutto que proviene de los inmigrantes italianos, de los primeros en introducir este producto en EE.UU. hace ya más de 100 años junto a otros productos similares procedentes del centro de Europa, tipo speck.
Otra característica importante es la producción de este elaborado cárnico que se hace en Estados Unidos: el 55% de la demanda nacional se cubre con productos locales denominados como country hamprocedente de zonas rurales de los estados de Virginia, Georgia, Tennessee o Kentucky.
El jamón curado importado mayoritariamente es deshuesado y la mayoría proviene de Italia (42% de la cantidad importada por EE.UU. y con el 66% del valor de las compras) y Canadá(47% en cuanto a la cantidad comprada por EE.UU. y el 20% del valor).
En cuanto a España, actualmente tiene una cuota de mercado del 4 % en volumen y un 6,6 % en valor, destacando que son las que mayor precio unitario tienen. Según los datos del Magrama, en la actualidad hay un total de 11 empresas españolas autorizadas por el USDA, 15 establecimientos en total, para la exportación de carnes y productos cárnicos de porcino. Cabe recordar que la exportación española de jamón curado se inició con exportaciones de jamón serrano en 1997.
El informe destaca que el jamón curado es considerado en Estados Unidos como un producto gourmet que se comercializa en la zona de delicatessen, fundamentalmente en supermercados, lo que hace que sus consumidores tengan un determinado nivel de renta, cultura, conocimiento del producto, etc.
Dentro de los hogares es utilizado como ingrediente para sandwiches y también como ingrediente para otras preparaciones como pizzas, ensaladas o para la elaboración de tapas en establecimientos especializados. Con este motivo, el informe destaca la posibilidad de explotar un nicho de mercado que denomina como better sandwhiches, bocadillos de calidad que se comercializan en cadenas de comida rápida pero con un enfoquegourmet.
La mayoría del consumo de jamón curado en EE.UU. se realiza en la costa atlántica (Florida y la zona próxima a Nueva York) y en la del Pacífico (California, Oregon y el estado de Washington), aunque también hay demanda en otras zonas como Texas e Illinois. En estas zonas se puede encontrar jamón curado español al corte en los establecimientos gourmety sin embargo es difícil encontrar jamón loncheado dentro de los comercios minoristas.
El informe concluye que el jamón español debe buscar diferenciarse frente al prosciutto italiano en el caso del serrano mientras que el ibérico debe trabajar más aún para dar a conocer sus cualidades a los consumidores y comprenda por qué pagar sus elevados precios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada